Hembra de pinzón terrestre en las islas Galápagos

Jennifer Koop / University of Utah

Hembra de pinzón terrestre en las islas Galápagos

Los pinzones de Darwin en Galápagos se enfrentan a una posible extinción en cuestión de décadas, según un nuevo estudio publicado el 18 de diciembre por la Universidad de Utah. Simulaciones matemáticas muestran que mientras las moscas parasitarias están matando a los pinzones, los esfuerzos para erradicar las moscas dan algo de esperanza para salvar a las aves.

La nueva investigación “demuestra que la mosca parasitaria tiene el potencial de llevar a la extinción en unas décadas mas a las poblaciones de las especies más comunes de pinzones de Darwin”, dice el profesor de biología Dale Clayton, autor principal del estudio publicado en la revista Journal of Applied Ecology (Diario de Ecología Aplicada).

Pero la investigación “no es completamente pesimista”, añade. “Nuestro modelo matemático también muestra que una modesta reducción en la prevalencia de la mosca – a través de la intervención y la gestión humana – aliviaría el riesgo de extinción.”

Pueden ser necesarios varios enfoques, como la introducción de avispas que paralizen a las moscas-, el remover a los polluelos de los nidos y criarlos en un laboratorio en sus primeras semanas, esterilizar a los machos de las moscas para que al aparearse con las hembras no puedan poner sus huevos en los nidos de pinzones, y el uso de insecticidas, incluyendo al colocar bolas de algodón tratadas con insecticida en lugares de  donde las aves puedan recogerlos para construir sus nidos y así fumigarlos.

Los sinsontes fueron importantes para la teoría de la evolución de los pinzones de Darwin, en parte porque no etiquetó los pinzones que coleccionó en las Galápagos para denotar las islas donde se recogieron las aves. Sin embargo, Darwin observó cómo diferentes especies de pinzones de Galápagos evolucionaron diferentes tamaños de cuerpo y pico..

“Los Pinzones de Darwin son uno de los mejores ejemplos que tenemos de especiación”, dice la primera autora del estudio, Jennifer Koop, quien realizó la investigación para la Universidad de Utah, como estudiante de doctorado y es ahora  profesora asistente de biología en la Universidad de Massachusetts en Dartmouth . “Ellos eran importantes para Darwin, ya que le ayudaron a desarrollar su teoría de la evolución por selección natural.”

Los Pinzones de Darwin viven sólo en las Islas Galápagos a 600 millas de la costa del Ecuador continental. Los pinzones comenzaron como una sola especie y evolucionaron a especies separadas hace aproximadamente de 3 millones a 5 millones de años.

El nuevo estudio incluye a  pinzones terrestres medianos, Geospiza fortis, que son los más comunes de por lo menos 14 y tal vez 18 especies de pinzones de Darwin. Uno de ellos, el pinzón de manglar, ya “se enfrenta a una potencial extinción total, ya que está presente en sólo dos poblaciones en una sola isla, Isabela,” dice Koop.

Clayton dice que si la mosca parasitaria, Philornis downsi, “puede conducir a la extinción de una especie común, entonces las especies menos comunes – que tienen el mismo problema de la mosca – probablemente corren riesgo también.”

El estudio se llevó a cabo en la Isla Santa Cruz, en las Galápagos. Se estima que unos 270.000 pinzones terrestres medianos viven en esa isla y quizás 500.000 viven en total en  las islas Galápagos, dice Clayton.

Estudios anteriores indican que  la mosca parasitaria  llegó a las Islas Galápagos, en la década de 1960 y  fueron documentadas atacando los nidos de las aves en 1997.