El Solitario George en exhibición en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York

R. Mickens / AMNH

El Solitario George en exhibición en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York

Actualizado el Sábado 20 de Septiembre 15:30 (Hora de Nueva York)

George está  menos solitario en estos días. De aquí a Enero, el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, que cuenta con 5 millones de visitantes al año, es el anfitrión del cuerpo enbalsamado del Solitario George, la última de las tortugas de la isla Pinta en las Galápagos. De inmediato George ha recibido aclamos en su debut  en la Gran Manzana (como se conoce a Nueva York).  Parado de manera espectacular, en una pose un poco inclinada hacia atrás con sus patas delanteras y largo cuello extendidos, lo han llamado un icono, una inspiración y una parte importante del patrimonio de Ecuador, adonde regresará después de su temporada en Nueva York.

Arturo Izurieta, Director del Parque Nacional Galápagos

George Lewis / Galápagos Digital

Arturo Izurieta, Director del Parque Nacional Galápagos

“Él está inmóvil y sin embargo nos conmueve”, dijo  visiblemente emocionado el Dr. Arturo Izurieta, Director del Parque Nacional Galápagos, en la conferencia  en la que  George se presentó, antes de su debut público,  en Nueva York a la prensa y a un selecto grupo de invitados. “George es nuestro colega, nuestro socio en difundir el mensaje de la importancia de la conservación al mundo,” añadió el Dr. Izurieta.

La muerte de George, el 24 de Junio de 2012 cuando tenia  aproximadamente  cien años de edad, marcó la extinción de la especie de tortugas gigantes de la Isla Pinta de Galápagos. Eso puso fin a un proyecto de 40 años para tratar de procrear a George con la esperanza de salvar la especie. Pero George no mostró gran interés en esos esfuerzos.

“El Solitario George era una tortuga difícil”, dijo Linda Cayot, una herpetóloga que actúa como asesora científica a la organización Galápagos Conservancy y que trabajó en la Fundación Charles Darwin con el Solitario George por un número de años. “No le gustaba la gente y que no le gustaban otras tortugas.” Así que él no se mostraba dispuesto a aparearse con hembras de especies análogas que fueron colocadas en su corral. La Dra. Cayot explicó que ese comportamiento talvez se debia a que  George fue descubierto en la entonces desolada isla Pinta en 1971 donde habia sobrevivido completamente solo por muchos años.  Y desafortunadamente George  murió sin descendientes y con él se extinguió la especie Chelonoidis nigra abingdonii de la isla Pinta.

Lorena Tapia (d), La ministra ecuatoriana de Medio Ambiente con Cecilia Alvear de Galápagos Digital

George Lewis / Galápagos Digital

Lorena Tapia (d), La ministra ecuatoriana de Medio Ambiente con Cecilia Alvear de Galápagos Digital

“El Ecuador luchó para preservar esta especie, pero el tiempo ganó la batalla”, dijo Lorena Tapia, Ministra de Medio Ambiente de Ecuador. “La muerte del Solitario George nos ha inspira para luchar por un futuro mejor para el planeta y para los corregir errores humanos.”

En el momento de la muerte de George en 2012, los funcionarios del Parque Nacional Galápagos, así como el Museo y la organización  Galápagos Conservancy tuvieron consultas sobre  qué hacer con su cuerpo. Algunas alternativas eran enterrarlo en Santa Cruz o devolverlo a Pinta, su isla  de origen.

Johanna Barry de Galápagos Conservancy, que estaba en Santa Cruz en el momento, recuerda que recibió algunos mensajes con ideas absurdas:

“Alguien sugirió que ya que George era como una estrella de rock  que enviaramos el cuerpo en una gira mundial,” dijo Barry, recordando que la idea más loca era de que “hicieramos una barbacoa y nos comieramos a George.”  Después de todo fue la  explotación humana de usar  las tortugas como alimento que inicialmente las empujó al borde de la extinción. En última instancia y en serio, la decisión fue tomada para preservar  a George como un espécimen de museo montado.

El cuerpo congelado y embalado del Solitario George llega a la ciudad de Nueva York

D. Finnan / AMNH

El cuerpo congelado y embalado del Solitario George llega a la ciudad de Nueva York

Galápagos Conservancy consiguió  que dos de sus principales donantes pagaran los gastos de transportar el cuerpo congelado de George a Nueva York para ser preservado por expertos en taxidermia de Wildlife Preservations una institución con muy buena reputación que trabaja para el Museo Americano de Historia Natural.

James Gibbs, Profesor de la Escuela de Ciencias Ambientales y Forestales de la Universidad Estatal de Nueva York, fue  el acompañante de George para el viaje, y recuerda una emocional partida en la madrugada de Santa Cruz:

“La gente tocaba la caja y lloraba. Querían ayudar en todo lo posible”, dijo Gibbs. “Sólo puedo imaginar lo que sucederá cuando regrese a casa.”

El taxidermista George Dante con la tortuga tallada por el Sr. Fausto Llerena.

George Lewis / Galápagos Digital

El taxidermista George Dante con la tortuga tallada por el Sr. Fausto Llerena.

Tomó más de un año  preparar el cuerpo para la exhibición pública. George Dante, el taxidermista de  Wildlife Preservations, recuerda cuando se le pidió que trabajara en George.

“Fue un momento de humildad,” Dante dijo: “Un momento de incredulidad, me caí hacia atrás en la silla de mi oficina.”

Dante dijo que quería asegurarse de que George se presentara de la manera más realista posible. “Fue todo un reto,” dijo Dante, “Y pesaba en mi mente.” Añadiendo que sobre todas las opiniones la que mas contaria para el sería la de Don Fausto Llerena, el guardaparque que cuidó a George por 40 años y la única persona con quien la tortuga formó una relación amistosa. Cuando le entregaron una tortuga tallada en madera por el Sr. Llerena George Dante se emocionó y mostrandolo a la prensa dijo “Este es mi Oscar”.

Primer plano de Solitario George con las manchas verdosas cerca de la boca

George Lewis / Galápagos Digital

Primer plano de Solitario George con las manchas verdosas cerca de la boca

Muchos de los asistentes a  la inauguración prodigaron elogios al trabajo de  Dante, señalando que él incluyó  pequeños detalles, tales como las manchas verdosas cerca de la boca de George evidencia de su dieta de vegetación fresca. “George Dante ha capturado  perfectamente la personalidad del Solitario George “, dijo el profesor Gibbs.

Los planes futuros para la tortuga son que después que concluya la exhibición el el Museo en Enero será devuelto a Quito a un museo que todavia no se ha determinado. El Solitario George necesita mantenerse en un ambiente donde la temperatura, la humedad y la luz pueden ser controlados cuidadosamente. ¿Por qué Quito? Porque  Galápagos no cuenta aún con una instalación adecuada, dijo el director del parque  el Dr. Izurietta añadiendo que  en Galápagos se exhibirá una réplica en metal. Además si las condiciones técnicas mejoran no se descarta la posibilidad de que en un futuro, un poco lejano, se considere repatriarlo al archipiélago.

La noticia  de que George no va a regresar  a Galápagos no fue bien recibida por  muchos galapagueños que han expresado su desacuerdo en Facebook y otras redes sociales. El alcalde de Santa Cruz, Leopoldo Bucheli, en declaraciones al diario El Universo  dice que es  “inaudito” que el Solitario no vuelva al archipiélago y añade: “George es un ícono de Galápagos y debería regresar a Galápagos (…). Vamos a exhortar al Ministerio del Ambiente para que cambie su parecer en cuanto a esto”. En el mismo reporte el alcalde Bucheli opina que se debería construir un lugar apropiado en el centro de crianza de tortugas gigantes Fausto Llerena en el Parque Nacional Galápagos.

Otra forma de batallar contra la extinción según la herpetóloga Linda Cayot es continuar en la búsqueda de tortugas  para reemplazar la especie de la Isla Pinta. Hay un poco de esperanza en  el descubrimiento de tortugas híbridas en Isabela que pueden compartir algo de ADN con la especie extinta de  Pinta. Podrían ser la base para iniciar una futura población de tortugas de Pinta. Pero eso tomaría décadas o aun mas de un siglo. Pero es importante hacerlo “Tenemos que hacer este trabajo antes de que quede solo una tortuga como ocurrió con George”, dijo Cayot.

Y el profesor Gibbs añade que  George tiene un mensaje de conservación y de extinción importante para el mundo, citando a una placa que una vez marcó el corral del Solitario en Santa Cruz:

“Pase lo que pase a este animal, hay que recordar siempre que el destino de todos los seres vivientes está en la mano del hombre.”

Relacionado: El Legado del Solitario George: El rescate de las  tortugas de Galápagos de la extinción.

Relacionado: El Universo: Que George no tenga como destino Galápagos genera reclamo en islas. 

Video: La restauración del Solitario George (inglés)